Compradores Molestos

Chris Smith, propietario de una librería en Ottawa llamada Collected Works, creía que sus clientes serían leales a pesar de la rápida revaluación del dólar canadiense frente al dólar estadounidense. Pero pronto se dio cuenta de que los clientes estaban comprando libros por Internet a compañías que están al otro lado de la frontera. Con el fin de conservar su negocio, Smith cobra ahora el precio en dólares estadounidenses impreso en los libros, si bien esto le produce pérdidas.

Esto al menos le ha ahorrado a Smith tener que enfrentarse con ciertos clientes, furiosos por tener que pagar a un mayor precio los bienes estadounidenses. El dólar canadiense ha estado aumentando sostenidamente con respecto al dólar estadounidense desde 2002. Este año ha aumentado casi en 25%, gracias a la debilidad de la moneda estadounidense y a los altos precios de las exportaciones canadienses: petróleo, gas y metales. Las quejas de los consumidores se volvieron un rugido cuando la diferencia entre ambos dólares se cerró el pasado septiembre, lo que le permitió a los compradores al norte de la frontera darse cuenta de cuánto más estaban pagando.

Los titulares estaban repletos de historias sobre cientos de miles de canadienses que viajaban al sur para aprovechar los precios. Pero comprar del otro lado de la frontera es más fácil en teoría que en la práctica. Canadá limita la cantidad de bienes que se pueden introducir en el país sin pagar impuestos. Las luces y los parachoques de ciertos automóviles estadounidenses se deben modificar para usarlos en Canadá. Además, algunas firmas se rehúsan a cumplir con las garantías de bienes importados. Esto es demasiado para algunos compradores, que les están exigiendo descuentos a sus vendedores locales.

El gobierno espera que la reducción de 6% a 5% del impuesto a los bienes y servicios nacionales, y que entrará en vigor en enero, ayude. Por su parte, Jim Flaherty, ministro de finanzas, les ha hecho un llamado a los vendedores para que aceleren la reducción de precios. David Dodge, director del banco central, les recordó a los canadienses que los precios nunca serían iguales a los dos lados de la frontera porque no hay suficiente competencia en Canadá.

 

Deja un comentario. Tu opinion es importante :D

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s