El consumidor en tiempo de crisis

¿Llegó a su fin la “era dorada de lujo”? Profesores de Wharton y otros expertos apuntan a una nueva lógica que está definiendo no solo lo que los consumidores estadounidenses compran, sino también cómo entienden la experiencia de compra. Los expertos observan que aunque los consumidores acostumbren a retraerse durante la fase baja de cualquier ciclo económico, la gravedad y las incertidumbres de la crisis actual tendrán mayores efectos prolongados en sus actitudes que en crisis anteriores. Ellos afirman que los consumidores acabarán gastando de nuevo, pero sin el mismo ánimo proporcionado por el crédito fácil de los años 2000.

La Gran Depresión cambió el comportamiento del consumidor y sus actitudes durante toda una generación. Se estima que en los próximos 18 meses el consumidor aprenderá a comportarse de manera más frugal y no abandonará esa actitud, incluso después de que se estabilice la economía.

Algunos tienen la creencia de que el consumidor trabaja ahora con una nueva lógica. Señalan que hasta recientemente, había una idea de merecimiento de la cual las personas se encariñaban. Se trataba de una idea construida sobre la creencia de que el consumidor trabajaba duro y, por lo tanto, tenía el derecho de disfrutar de lo mejor para compensar el tiempo y la energía que dedicaba a ganar dinero. Aunque hoy en día hayan abandonado prácticamente el asunto, los profesionales de marketing de bienes de lujo promovieron el tema del “merecimiento” con mucha vehemencia.

El consumidor que aprendió a comprar productos más caros en épocas de prosperidad, ahora está aprendiendo a comprar productos más baratos. Se han dado cuenta de que estaban gastando dinero en productos y servicios costosos cuando había alternativas más baratas con poca pérdida real de calidad o satisfacción. Muchos consumidores lamentan tener tantos gastos. Hoy, ellos están descubriendo un nuevo sentido de bienestar en esa actitud más exigente.

Progresivamente, a medida que los choques económicos actuales sean absorbidos, las personas comenzarán a invertir nuevamente y, con mucha cautela, van a aumentar su volumen de compras. La confianza se fortalecerá en la medida en que las pérdidas de puestos de trabajo se estabilicen y haya nuevas contrataciones. Es todo una cuestión de tiempo.

Deja un comentario. Tu opinion es importante :D

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s